viernes, 31 de enero de 2020


Los Toros parten la noche de este viernes a Puerto Rico, como hicieron en 1995 y 2011, y esta vez con la encomienda añadida de pasar un examen en el que sus cinco rivales en la liga doméstica se han quemado: ganar la Serie del Caribe en el formato que se define por eliminatorias y muerte súbita.

Ayer los representantes romanenses se comprometieron en su visita al presidente Danilo Medina a terminar con esa sequía.

“Que traigan la 20”, dijo el mandatario al final de la actividad en el Palacio Nacional. “La República Dominicana espera que traigan esa corona número 20, porque a partir de ahora todos somos Toros”

Las novenas dominicanas dominaron con holgura el torneo regional mientras participaron cuando este se jugaba premiando la regularidad (1970-2012), es decir, al que gane más partidos. Se llevaron 19 de las 42 ediciones, casi el doble que su rival más cercano Puerto Rico, que obtuvo 10.

Pero el formato, instaurado desde la primera etapa en 1949, tocó fondo en un estadio Quisqueya semi vacío en 2012 cuando el Escogido de Ken Oberkfell se coronó como último campeón criollo antes de jugar su quinto partido (iba con 4-0), confirmando el mayor riesgo que tenía el certamen de perder todo interés dos fechas antes de culminar.

Fue la gota que rebasó la copa para que la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe removiera la coctelera y apelara a un sistema que garantice importancia hasta el último partido.

Desde entonces, Escogido (2013 y 2015), Licey (2014 y 2017), Gigantes (2015), Águilas (2018) y Estrellas (2019) se han enchivado, con solo dos elencos duartianos alcanzando la final (2013 y 2018).

En el trayecto de siete torneos, los equipos mexicanos se llevaron tres coronas, un cubano volvió a ganar 55 años después y un panameño 69 años más tardes. Solo los aztecas Venados de Mazatlán han logrado invictos (6-0) con el esquema de competencia actual el cubano Vegueros de Pinar del Río se repuso de un 0-3 para llevarse el cetro en 215. Así de dinámico es el formato.

Esta vez, el torneo marcará el debut de Colombia (que ingresa en lugar de Cuba) y con la presencia de Panamá serán seis equipos, a disputar tres partidos diarios arrancando a las 10:00 de la mañana en la capital puertorriqueña.

Los Toros viajan esta noche (8:00 pm) desde el Aeropuerto Internacional La Isabela Joaquín Balaguer, en El Higüero.

El equipo que va

De 64 jugadores que la novena taurina utilizó en la serie regular hubo 28 que disputaron la final.

El día inaugural en San Pedro de Macorís, 12 de octubre, Lino Rivera abrió con Raúl Valdés y colocó en la alineación a Alen Hanson, Jordany Valdespín, Peter O’Brien, Félix Pié y Wendell Rijo. Todos estuvieron en la plantilla que disputó el último choque, el martes.

Esta vez, el gerente general Raymond Abreu no ha parado de hacer llamadas para formar un equipo balanceado.

Jimmy Paredes entra al plantel ante la imposibilidad de agregar a Erick Filia y Jorge Mateo cambió de opinión y entra en la lista que va a Borinquen.

Los lanzadores abridores serán Yunesky Maya, Jorge Martínez, Raúl Valdés, Carlos Hernández y Paolo Espino. En el relevo estarán Frankie de la Cruz, Jhan Maríñez, Luis Santos, Tim Peterson, Anthony Carter, Warner Madrigal, Ramón Ramírez, Wirfin Obispo, José Rafael “Jumbo” Díaz y Fernando Abad.

Los receptores serán Wilkin Catillo y Carlos Paulino, en el infield estarán Diego Goris, Alen Hanson, Peter O’Brien, Mateo y Gustavo Núñez, mientras que los jardines serán defendidos por Rubén Soa, Jordany Valdespín, Félix Pié y Paredes.