jueves, 9 de enero de 2020


En términos de objetivo el torneo Preolímpico de voleibol femenino es el compromiso más importante que tendrá la selección dominicana de voleibol, aun cuando sus rivales, sin desmeritar, son de ranking más bajo, con respecto a los que en otros escenarios han enfrentado las Reinas del Caribe.

“En realidad este es el compromiso más importante que tenemos en los últimos cuatro años, independiente de los rivales porque todos buscan lo mismo”, manifestó el seleccionador del equipo dominicano, Marcos Kwiek, antes del entrenamiento de ayer en el Palacio de Voleibol Ricardo Georiver Arias. Pero eso de ser favorito no le sienta bien al técnico. “Todos tienen la misma ambición que es clasificar a Tokio. No va a ser fácil, eso es seguro, porque todos quieren” -ganar el boleto- “principalmente por ese factor, de que dicen que somos favoritos, porque los equipos vienen a jugar sin ninguna presión y eso es algo que hay que saber manejarlo muy bien”.

El técnico de la selección no quiere que el batacazo que ocurrió en Camerún, se repita aquí en Dominicana. En ese país africano, Kenia derrotó 3-2 (25-16/23-25/25-21/23-25/15-11) a Camerún, que fue el país anfitrión de su preolímpico y de esa manera obtuvo el boleto olímpico. “Eso de favorito en deporte es difícil. Obvio, tenemos un buen equipo”, analizó. “Pero eso se va por el agua, si no entramos a jugar, respetando a todos los que vienen”.

México, Canadá y Puerto Rico serán los competidores que en ese orden estarán frente a la red contra República Dominicana.

Esas cuatro naciones, a partir de mañana rematarán, bloquearán y defenderán punto por punto, su meta de llevarse el único boleto que este torneo clasificatorio femenino Norceca ofrece para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (julio 24/agosto 9).

Serbia, China, Estados Unidos, Brasil, Rusia, Italia y Japón, por ser sede, tienen asientos reservados para los Juegos de Tokio. Las Reinas del Caribe persiguen unirse a ese grupo, así como otros cuatro países más, que en distintas sedes (Camerún, enero 5-9; Holanda, 7-12; Tailandia, 7-12 y Bogotá, 7-9) entrarán a cancha para su sueño olímpico.

Si lo logra será la tercera que vez que un equipo femenino de voleibol se adueña de un boleto olímpico, el único deporte de conjunto con más visitas a un escenario de ese nivel.

Para este campeonato, República Dominicana es el país mejor ranqueado con respecto a sus rivales: Puerto Rico (13); Canadá (18) y México (21), ante un décimo puesto que ocupan las Reinas del Caribe. Aun así esto no es para confiarse. Mejor ranking, jugadoras sanas y jugando en casa le da todo a su favor a las merengueras, además de un gran año 2019.


“Lo que puedo asegurar es que tenemos 14 jugadoras en buenas condiciones para representar el país”, señaló Kwiek. “Hablar de favorito, de que es el mejor equipo, eso es para periodistas, para fanáticos”, plantea el técnico. “Nosotros los que estamos en deporte sabemos que eso no gana juego”. Y es cierto, aunque con regularidad el conjunto mejor ranqueado tiende a llevarse los mejores resultados.

Kwiek resume su parecer sobre este Preolímpico con esta frase: “En realidad no es ahora, el juego va a ser la consecuencia de la preparación”, y eso es algo que junto al talento de los equipos, también saldrá a relucir en cancha.

Castillo, feliz retorno

La libero Brenda Castillo retorna con la selección nacional, luego de su lesión que la separó del equipo desde agosto pasado. “Estuve en la base de entrenamientos en Brasil y me fue muy bien”, señaló Castillo. Y ahora que vuelve a uniformarse “estoy feliz y emocionadísima de volver a jugar con la selección”.

Rivera, cero confianza

La capitana de la selección, Prisilla Rivera, dejó ver su experiencia y recorrido en las canchas y eso quiso transmitir a sus compañeras. “Nosotras no vamos a hacer nada nuevo”, comienza. “Vamos a hacer algo que tenemos 20, 15, 10 años haciendo. No es la primera vez que nos vemos en este escenario. Todas sabemos la responsabilidad que tenemos y el rol que cada una tiene que cumplir”.

Es por eso que le diría un mensaje claro: “vamos a entrar con todo. Vamos a entrar a matar y conseguir nuestro objetivo”.

De igual forma, entrevistada por separado, trajo el tema por cuenta propia sobre la condición de ser favorito. “Aquí no hay nada regalado. Aquí hay que sudar mucho. Aquí no hay favoritos, creerte favorito es cometer un error, porque eso hace que te confíes”, apunta. “Y nosotras no vamos a tener confianza en nadie. Vamos a entrar a matar a quien sea que esté ahí en frente”.