jueves, 23 de enero de 2020

El pacto laboral entre la Federación Nacional de Peloteros Profesionales y la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana, que fue firmado en el 2015, vence cuando culmine la actual campaña.
Desde mediados del año pasado las partes está negociando por las renovación del acuerdo, pero el tiempo para llegar a un entendimiento se está agotando.
El presidente del sindicato de peloteros Erick Almonte dijo al Periódico Hoy que si no se llega a un acuerdo para el 10 de febrero, se romperán las negociaciones hasta por lo menos el mes de septiembre, lo que podría entorpecer el inicio de la próxima campaña.
“Desde hace mucho les dejamos claro a LIDOM que negociaríamos solo hasta el 10 de febrero porque luego me tengo que ir a mi trabajo en Estados Unidos. Si eso sucede no habrá más negociaciones hasta septiembre y ustedes saben lo que eso puede significar”, dijo Almonte a redactores de Hoy. Dejó entrever la posibilidad de que haya un tranque en el inicio de la próxima campaña.
Almonte indicó que las negociaciones iniciaron el pasado mes de septiembre, pero que desde hace más de un mes las mismas se detuvieron y no se ha vuelto a tocar el tema.
“Nos reunimos por última vez el 17 de diciembre, hace más de un mes… el acuerdo está en un 65 por ciento, más o menos, por lo que todavía hay muchas cosas que resolver”, comentó.
En el nuevo pacto hay muchas cosas pendientes, incluyendo la condición de los clubhouses, un tema que ha sido tocado en reiteradas ocasiones por diferentes jugadores, principalmente por Carlos Gómez,jardinero de las Aguilas Cibaeñas. Recientemente, la FENAPEPRO amenazó con detener el torneo, previo al último partido del Todos contra Todos entre AguilasCibaeñas y Tigres del Licey, reclamando el pago de más de US$133,000 que adeudaban los dueños de equipos al sindicato.