lunes, 23 de diciembre de 2019



El púgil estadounidense Daniel Jacobs, dos veces excampeón mundial de peso mediano, ascendió a la división súper mediano y superó por abandono, en el quinto asalto, al boxeador mexicano Julio César Chávez Jr.

La velada, celebrada en el “Talking Stick Resort Arena” de Phoenix (Arizona), tenía como combate estelar al duelo entre los dos excampeones que intentaban recuperar nombre para volver a la elite del boxeo mundial.

Pero, de nuevo, la polémica estuvo presente con Chávez Jr. El combate concluyó abruptamente cuando decidió no seguir boxeando al concluir el quinto asalto.

Cuando el peleador mexicano tomó la decisión de no seguir peleando, los asistentes, aproximadamente 10.000 espectadores que hasta entonces le habían dado su apoyo, lo abuchearon y todo tipo de objetos y basura al cuadrilátero.

Mientras, sentado en la zona de la primera fila del cuadrilátero, su padre Julio César Chávez Sr. un legendario miembro del Salón Internacional de la Fama del Boxeo, observaba con preocupación las acciones de su hijo.

Luego el mejor peleador mexicano de la historia de su país, con una expresión de disgusto tampoco aceptó bien su retirada, aunque después dijese que Jacobs le había golpeado con el codo y la cabeza en la nariz y le había roto el tabique nasal.

Una versión, que también corroboró el entrenador de Chávez Jr., Freddie Roach, quien explicó que la fractura, de la que tendría que ser operado en los próximos días, le impedía respirar bien.