jueves, 3 de octubre de 2019


El proceso de aprendizaje ha sido uno de tropiezos y críticas que han requerido de su paciencia y la de sus entrenadores, pero al final de la ruta Niverka Marte está graduada con altas notas como acomodadora de la selección femenina de voleibol.

Ya casi rozaba la edad para votar cuando comenzó a practicar en una nueva posición a sugerencias de Gioriber Arias, quien con ello seguía una tendencia ya marcada por otros expertos desde sus inicios en el deporte.

Una muy limitada actuación como atacante suplente en el Mundial Sub-18 en 2007 disparó las alarmas y las banderas rojas convenciendo a Niverka de que su rapidez de traslación y buenas manos prometían más que su talla y capacidad de salto. Y allí todo comenzó.

Aprender los gajes de un oficio que requiere de fino instinto para leer la defensa contraria, juicio para la distribución del ataque y malicia para sorprender al oponente, fue el gran reto.

Su primera competencia FIVB sería como suplente de Karla Echenique en Ningbo, China durante el Grand Prix 2009, después de haber realizado las mismas tareas en la primera Copa Panamericana ganada por la República Dominicana en Mexicali 2008.

Ya en el Campeonato Mundial del 2010, Niverka compartía el trabajo con Echenique abriendo en el sexteto en 9 de 19 parciales. Y cuatro años más tarde, cuando la cumbre tuvo lugar en Italia 2014, ya Marte reinaba como titular teniendo como escolta a Rosalin Ángeles quién había ejercido ese papel detrás de Francia Jackson en los Juegos Panamericanos Santo Domingo 2003.

Las mejores calificaciones para la acomodadora de 28 años, algo que nunca alcanzaron sus predecesoras, han sido en la Copa del Mundo, el evento cuatrienal de 12 equipos con sede en Japón el año previo a los Juegos Olímpicos.

En 2015 resultó la mejor acomodadora con promedio de excelencia de 7.67 por set por encima del 6.98 alcanzado por la nipona Miyashita Haruka. Y ahora en 2019, fue la segunda más destacada con 5.81 siendo superada por la japonesa Miya Sato con 6.83.

En la Liga de Naciones, el evento anual premier de la FIVB donde intervienen 16 selecciones nacionales, Marte fue la cuarta mejor en 2018 con promedio de 4.37 y sexta en 2019 con 4.72 en 15 partidos.

UN APUNTE

Confianza en sí misma
Con una confianza en sí misma que crece con cada actuación, Niverka Marte tiene las puertas del voleibol abiertas de par en par y con ello continuar avanzando en el camino que comenzó a transitar hace alrededor de una década.