jueves, 26 de septiembre de 2019


La dirección del béisbol de Cuba adoptó medidas disciplinarias contra seis jugadores desde la separación de la actual Serie Nacional de ese deporte hasta la suspensión por un año, a causa de una trifulca en la que participaron durante un partido del principal espectáculo de la pelota en la isla.

El pelotero Yusnier Rosabal, del equipo Industriales, fue sancionado a la separación de la 59 Serie Nacional de Béisbol en curso, mientras sus compañeros Lisbán Correa y Randy Linares fueron suspendidos por un año y durante 10 juegos de ese campeonato, respectivamente, detalla el comunicado divulgado este jueves.

En el caso de los peloteros del equipo de la provincia oriental y Holguín, las medida disciplinaria anunciada para Enmanuel Chapman y Pedro J. Almeida fue la suspensión de jugar al béisbol durante un año, y Osday Silva no podrá participar en diez juegos del campeonato en disputa.

El mensaje de la dirección de béisbol insiste en que “no habrá tolerancia ante indisciplinas que empañen los valores del deporte revolucionario y el espectáculo destinado a nuestra afición, merecedora de todo respeto”.

Esta no ha sido la primera vez en que los terrenos de béisbol del país caribeño se han convertido en escenario de discusiones y reyertas como la registrada el pasado martes en el estadio Latinoamericano de La Habana, conocido como la Catedral del béisbol en Cuba.

Según explicaron las autoridades del béisbol, la pelea tuvo lugar en la octava entrada del jugo número 274 de esta temporada en respuesta a una decisión arbitral.

Tras un pelotazo que consideró intencional, el oficial expulsó a un lanzador del equipo Holguín y acto seguido se originó el “desagradable e inadmisible” hecho, protagonizado por exponentes de ambos conjuntos, relató una nota anterior de los directivos del deporte que cuenta con más seguidores aficionados en Cuba.