jueves, 7 de abril de 2022


 

Trece meses después de su brutal accidente automovilístico, Tiger Woods arrancó el jueves un nuevo y asombroso regreso al golf al dar el golpe de salida del Masters de Augusta, el torneo donde protagonizó algunas de sus mayores gestas.

Rodeado de una multitud de espectadores, Woods, de 46 años, comenzó su recorrido formando grupo con el chileno Joaquín Niemann y el sudafricano Louis Oosthuizen. 

El astro estadounidense, que pasó meses sin poder caminar por las múltiples fracturas de piernas sufridas en el accidente, se ha mostrado confiado en poder competir por su sexta chaqueta verde, con la que igualaría el récord de Jack Nicklaus.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE