jueves, 21 de abril de 2022


 

El año 2021 marcó la vuelta de las ligas menores, con 42 equipos menos, y la reiteración del dominio dominicano como el principal suministrador de talento nacido fuera de los Estados Unidos al sistema.

Pero el año pasado los peloteros con matrícula quisqueyana recuperaron el trono cuando se contabilizan los casos de positivo a pruebas de dopaje.

La Major League Baseball (MLB) proporcionó a DL el histórico actualizado de los fallos al uso de sustancia prohibida y en las pruebas correspondiente a 2021 hubo 15 casos, entre jugadores en roster de Grandes Ligas y en los circuitos menores.

Estados Unidos, que aporta el 74% de los jugadores en la MLB y el 67% en las “fincas”, solo tuvo ocho casos, casi la mitad de los dominicanos, que alcanzan el 11% en el Big Show y el 14% en las menores.

Seis de los duartianos que fallaron estaban en roster del Gran Circo y los otros nueve en las menores.

Si bien en 2021 solo se reportaron seis casos positivos (uno en las menores) con la actualización de los datos hasta el ocho de abril (cuando se incluyeron los no reportados a causa del paro laboral) esa lista agrega a otros 26 publicados este año, pero correspondientes al periodo anterior.

El caso dominicano se trata de la cifra más baja en la última década, pero en 2021 se presentaron dos acontecimientos que pudieron incidir: La reducción de equipos en medio de una reestructuración del sistema y una cantidad menor de pruebas.

Thomas M. Martin, el administrador independiente del programa conjunto entre MLB y el sindicato de peloteros, informó que el año pasado solo se aplicaron 8,436 pruebas (por primera vez desde 2012 no hubo de sangre y se limitó a la orina en medio del estricto protocolo COVID-19), unas 3,183 menos que 2019, el último año en que se disputó un calendario completo, incluyendo las ligas menores.

En 2020, que no hubo acción en las menores, solo se hicieron 4,145 pruebas, el menor número desde que se instauró el programa en 2005.

El cierre patronal de 99 días, que arrancó el dos de diciembre, también significó un paro en la realización de pruebas, que fueron reanudados cuando el mes pasado equipos y dueños se pusieron de acuerdo en un nuevo pacto con una nueva tecnología, que de acuerdo a The New York Times, promete mayor efectividad en la detención de sustancias no autorizadas.

De hecho, mientras en la temporada muerta tras el fin del curso 2019 se aplicaron 2,058 tests, mientras que en la 2021 solo se pudieron realizar 551. 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE