miércoles, 29 de diciembre de 2021


 

Este febrero, una noticia del diario digital The Athletic que revelaba el coach de pitcheo de los Angels, Mickey Callway, envió mensajes de textos con contenido sexual impropio a reporteras entre 2013 y 2019, le costó el puesto. Igual suerte corrió en enero el gerente de los Mets, Jared Porter, con un mes en el cargo, por hechos similares cometidos en 2016 con una reportera mientras estaba con los Cubs.

Si bien Grandes Ligas persigue con vara de hierro la violencia de género, el acoso sexual y cualquier otro tipo de agresión que vincule a sus empleados a todos los niveles en la liga dominicana el tema ni siquiera está en la agenda.

“No realmente no (la Lidom no tiene capítulo sobre el tema), eso no está estipulado dentro del Winter League Agreement (el pacto que rige la relación entre la MLB y las ligas del Caribe), por eso es que pueden jugar los jugadores que están aquí en cada equipo”. Quien así opinó fue Alfredo Aceval Risek, vicepresidente de los Gigantes del Cibao.

De ahí que Marcell Ozuna no tuviera obstáculo para ser inscrito el mes pasado por los Gigantes estando suspendido en Grandes Ligas y terminara como colíder de jonrones (4).

DL intentó comunicarse con Vitelio Mejía, presidente de Lidom, pero no pudo. Además, al ejecutivo se le envió un mensaje de texto, pero no respondió.

“Desde que yo entré (2019) no se ha tratado mucho ese tema. Antes de eso no sé si era un tema que había salido a relucir, pero yo estando ahí no se ha tratado”, dijo Aceval. 

Con el ejecutivo nordestano coincide Quilvio Hernández, presidente de las Águilas Cibaeñas y vinculado a la liga por casi 30 años en diferentes etapas.

“Reglamento en realidad yo lo desconozco, habría que chequear en la liga cuál es el protocolo de eso, es algo como que habría que analizar”, dijo Hernández. “No tenemos algo con vigencia de violencia, no, se trata un caso que esté activo, de envergadura, se trata”.

La Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) dedica en su código de ética el capítulo 25 a “hechos de violencia doméstica o violencia de género”, que incluye a jugadores y directivos y contempla abrir un expediente disciplinario si se comprueba la existencia de algún caso. Y cierra: “En el establecimiento de las sanciones la Junta Directiva de la LVBP tomará muy en cuenta a las Instituciones de la sociedad y del Estado que trabajen en pro de la defensa de los derechos de la mujer”.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE