viernes, 19 de noviembre de 2021


 

Robinson Canó ya ha jugado seis partidos con las Estrellas Orientales en lo que va de la temporada.

Pero el petromacorisano todavía no se ha acomodado lo suficiente en el plato.

“No me he sentido cómodo, pero tú sabes que me toma tiempo. Gracias a Dios he estado haciendo contacto, no haciendo swing a malos lanzamientos y poniendo la bola en juego”, dijo Canó, en una entrevista con el programa Grandes en los Deportes.

Canó tiene un promedio de bateo de .292, con cinco remolcadas, pero todavía no ha conectado su primer extrabase de la campaña.

En esos primeros seis compromisos, Canó ha estado actuando como bateador designado.

Pero eso es algo que podría cambiar en el futuro cercano.

“Vamos a ver si la próxima semana comienzo a jugar en la defensa”, indicó el intermedista.

Los Mets de Nueva York han sugerido en la prensa internacional, que les gustaría que el dominicano sea más versátil para cuando regrese de su suspensión de la temporada completa del 2021.

Es por eso que Canó tiene planes de ver acción en más de una posición.

“Creo que estaremos jugando en tercera base”, indicó el jugador de 16 años de experiencia en Grandes Ligas, pero solo dos juegos en la antesala.

Con la llegada de Javy Báez al equipo la pasada campaña y la posibilidad de retenerlo en la agencia libre, llevaría al dominicano a ser movido de posición para el 2022.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE