martes, 8 de junio de 2021


 Scott Merkin/MLB.com

Chicago

Durante una entrevista con MLB.com, el cañonero dominicano de los White Sox, Yermín Mercedes, atendió algunas preguntas hipotéticas sobre posibles reconocimientos individuales.

Comencemos con su candidatura al premio de Novato del Año de la Liga Americana. El bateador designado de los Patipálidos simplemente quiere “seguir trabajando fuerte y estar preparado para cada momento”.

Luego está su posible convocatoria al equipo del Joven Circuito para el Juego de Estrellas. Mercedes sonrió y expresó su deseo de jugar junto a los mejores de todo el béisbol.

Pero cuando surgió el tema de participar en el Festival de Jonrones T-Mobile en el Coors Field el 12 de julio, Mercedes demostró una sonrisa mucho más grande y rápidamente dijo que quería ser considerado para la competencia.

“Quiero estar ahí”, declaró Mercedes. “Presten atención todos los encargados en MLB. Quiero estar en el Derby de Jonrones. Quiero demostrarles a mis fans y al resto que puedo dar cuadrangulares”.

“Sí y sí, quiero estar ahí”, recalcó Mercedes.

Tras la acción del domingo, sus siete jonrones colocan al quisqueyano de tercero en el conjunto del Sur de Chicago por debajo de los cubanos José Abreu (11) y Yasmani Grandal (nueve).

De todas maneras, Mercedes es un candidato perfecto para el concurso de bambinazos. Primero que todo, nadie ha pegado un vuelacercas tan hablado como el que disparó contra el utility venezolano de los Mellizos, Willians Astudillo, en la novena entrada con los White Sox arriba 15-4 con la polémica cuenta de 3-0.

Además, vale señalar el trueno de Mercedes que podría dejar asombrados a los fanáticos en el Coors Field.

El toletero tiene el mayor promedio de distancia en las Mayores en sus vuelacercas, según Statcast, con 439 pies. Su tablazo de 485 pies contra el abridor de los Reales, Brad Keller, el 8 de abril todavía es el bambinazo más largo en lo que va de la temporada.

Al preguntársele qué tan lejos podría enviar las pelotas durante el Festival de Jonrones, Mercedes dijo con una sonrisa que probablemente 500 pies.

“Para mí, se trata solamente de darle a la bola”, declaró Mercedes, quien ya sabía que su cañonazo de 485 pies fue el más largo de este año. “Sólo pienso en seguir trabajando. Me siento muy bien”.