lunes, 8 de marzo de 2021


 AP

ATLANTA

 Incluso en el más inusual de los Juegos de Estrellas, LeBron James sigue siendo el capitán perfecto.

El Equipo LeBron desplegó su atleticismo y habilidad durante un tramo dominante para cerrar la primera mitad, abriendo la puerta a un triunfo el domingo 170-150 sobre el Equipo Durant en la 70ma edición del clásico de media temporada.
Sin lugar a dudas, este fue diferente a los 69 Juegos de Estrellas anteriores.
Determinada a llevar a cabo una exhibición que es sumamente valiosa para los ingresos de televisión y la marca global de la liga, la NBA organizó el juego en una arena prácticamente vacía del centro de Atlanta, un espectáculo exclusivopara la televisión que fue un ejemplo simbólico de la era del coronavirus.
Incluso con los intensos protocolos de seguridad, dos jugadores no llegaron al silbatazo inicial. Los astros de los 76ers de Filadelfia Joel Embiid y Ben Simmons fueron descartados luego de ir a cortarse el pelo con un peluquero que dio positivo a COVID-19.
Pero una vez que el juego comenzó, encajó a la perfección con las tres ediciones previas llevadas a cabo en este mismo formato. Los jugadores con más votos de cada conferencia eligieron los equipos, una responsabilidad que James ha tenido en los cuatro años.
Ahora tiene marca de 4-0, luego de vencer al escuadrón de Stephen Curry en 2018 y a los equipos formados por el dos veces MVP de Milwaukee, Giannis Antetokounmpo en las últimas dos campañas.
En esta ocasión, James seleccionó a sus dos adversarios previos para conformar un equipo dominante que venció con comodidad al conjunto de Kevin Durant.
Antetokounmpo fue nombrado el Jugador Más Valioso del encuentro luego de encestar sus 16 disparos para 35 puntos. Curry aportó 28 unidades y Damian Lillard añadió 32. James pasó buena parte de la velada admirando sus capacidades como reclutador, jugando menos de 13 minutos y terminando con cuatro unidades.
La única buena parta para Durant: No tuvo que participar en esta paliza, ausentándose del encuentro por una molestia en el tendón de la corva.
Bradley Beal encabezó al Equipo Durant con 26 tantos.
En una noche en la que se rindió homenaje a las universidades negras históricas, el Equipo LeBron barrió con los primeros tres cuartos y fue el primero en llegar al marcador objetivo, llevándose un total de 750.000 dólares para su organización de caridad: El fondo Universitario Thurgood Marshall.