miércoles, 24 de febrero de 2021

Ramón Rodríguez
Santo Domingo, RD

Tocada por las lesiones, Mía Gayle Asenjo estudiará kinesiología para ayudar a muchos deportistas y gente común a superar los traumas musculares que sufren.

Actualmente Asenjo cursa estudios a nivel secundario y toma clases de matemáticas, ciencias, español e inglés en un pequeño pueblo de New York llamado Valley Stream, en Estados Unidos.

A lo largo de sus diez años jugando fútbol, Asenjo ha sufrido muchas lesiones, pero cuenta que cuando se recupera “vengo con más fuerza”.

Mucho apoyo
“He tenido tropiezos en el camino como lesiones, pero después de las lesiones vuelvo más fuerte porque tengo mucha gente que me cuida y apoya”, relata la futbolista.

Con poco más de dos años alistada en la selección nacional femenina de fútbol, Asenjo, de padre dominicanos no habla el idioma español y es una de esos atletas que aun residiendo en el extranjero, tienen un fuerte vínculo con sus raíces de dominicanidad.

Tan arraigada a las raíces dominicanas está la futbolista de 17 años que tiene como su plato favorito el tradicional “sancocho”, al que refiere con prontitud cuando se le cuestiona sobre su comida favorita en el país.

Viajes al país
Desde niña ella ha viajado por lo menos una vez al año a República Dominicana, primero para pasar un breve tiempo con sus abuelos y ahora para integrarse al equipo nacional femenino de fútbol, el cual acaba de tener una serie de fogueos de dos partidos con la selección de Puerto Rico.

Por las constantes lesiones que ha sufrido estudiará kinesiología, una especialidad que tiene que ver con los traumas musculares de las personas. “Puedo ayudar a mucha gente a superar lesiones”, apunta Asenjo, quien se desempeña como delantera o atacante del equipo nacional de fútbol femenino.

Precisamente, en el partido del pasado domingo, donde el equipo dominicano perdió 0-2 de Puerto Rico, Asenjo salió lesionada.

En Navidad
“Cuando era niña solía venir mucho para Navidad, algunas veces coincidía con el Día de Acción de Gracias que se celebra en Estados Unidos, cuando fui creciendo se hizo más difícil viajar, pero ahora vengo cada año y además cada vez que juega la selección”, que es convocada para compromiso del equipo nacional.

Replica: “Cada vez que vengo me siento muy feliz porque todas mis compañeras, la gente que me apoya y todos los que están involucrados en mi proceso aquí, mis abuelos, todos ellos me transmiten su buena energía y eso es algo que tienen los dominicanos y no se puede comparar”.

Aunque le gusta Estados Unidos dice que “hay algo en la cultura y la gente de aquí que es diferente, así que me gusta estar aquí”.

Honor jugar en la selección
Entusiasmada por hospitalidad de los dominicanos, Asenjo no disimula la alegría que le da ver la alegría del dominicano y el entusiasmo que transmiten.

No esconde su orgullo de formar parte de la selección de la República Dominicana. “Cada vez que vengo me siento apoyada y me hacen sentir mejor. Es un honor poder representar a mi país y ponerlo en alto e inspirar a los jóvenes a ser mejores”.

Sus inicios
“Comencé a jugar fútbol cuando tenía siete años, en un pueblo llamado Elmont, New York”, Cuenta la delantera del equipo dominicano que nación el 7 de marzo de 2003, en la ciudad de Nueva York.

Alentada por su padre
Fue su padre Erick Asenjo quien la vinculó al juego de balompié en una escuela de Elmont, en Nueva York.

Al principio no le gustaba para nada, pero comenzó a amarlo porque su papá le animaba a ser mejor de lo que era y el fútbol le ha permitiendo crear amigos como una familia. “Hoy estoy agradecida por eso”, porque ha hecho una gran familia mediante el deporte del fútbol, tanto aquí como en los Estados Unidos, donde ha jugado para varios clubes, entre estos el Susa FC, Elmont Fuego, East Meadow Soccer Club y MIFC (Montverde Academy).

Cuenta que al principio “fue muy competitivo porque mis padres me pusieron en un nivel alto, aunque no fuese la mejor, pero para intentar serlo”.

Asenjo fue contactada por la Federación Dominicana de Fútbol a través de su padre, quien padre habló con uno de los entrenadores de la federación (Selección) y les envió videos de ella jugando y manifestaron “que querían que nos reuniéramos durante en verano para un campamento, hace dos años y desde entonces estoy en la selección”.

SEPA MÁS

Presente y futuro

Madre y hermanos.
Mía Gayle Asenjo tiene a Kimberly Grant quien es su madre y de hermanos a Emelie y Chloe, menores de edad, mientras que Matthew tiene 21 años y Jalen, 19.

Con 17 años.
Tan reciente como el 7 de marzo, Asenjo acaba de cumplir 17 años (nació en 2003) y forma parte del equipo nacional femenino de fútbol, categoría Sub 17.

No en español.
Asenjo , de padres dominicanos no habla el idioma español y es una de esos atletas que aun residiendo en el extranjero, tienen un fuerte vínculo con sus raíces de dominicanidad.

Sancocho.
La atleta tiene como su plato favorito el tradicional “sancocho”, al que refiere con prontitud cuando se le cuestiona sobre su comida favorita en el país.