miércoles, 24 de febrero de 2021


 AP

NUEVA YORK

El monto colosal a cambio del que Fernando Tatis firmó el contrato más largo en la historia del béisbol no es lo que parece.

El campocorto estelar de 22 años firmó por 14 años y 340 millones de dólares con los Padres de San Diego. Se trata del tercer convenio más cuantioso en la historia del deporte.
Pero el hijo del único pelotero de las Grandes Ligas que ha conectado dos grand slams en un inning cederá un porcentaje de su fortuna a Big League Advance (BLA), una empresa fundada en 2016 por el pitcher de las ligas menores Michael Schwimer para invertir en prospectos que devengan salarios bajos.
Es una especie de equivalente a los corredores bursátiles que compraron acciones de Apple en los albores de la compañía.
Tatis accedió a recibir dinero de BLA cuando era apenas un prospecto, a cambio de parte de su salario futuro.
Sólo un pequeño porcentaje de los peloteros de las menores llegan a las Grandes Ligas, y una proporción incluso más pequeña se queda el tiempo suficiente para recibir los grandes pagos, llegar a los arbitrajes salariales o entrar en el mercado de agentes libres.
BLA desarrolla programas informáticos mediante los que busca predecir quién será una estrella. Luego, trata de invertir en esos peloteros antes de que sean conocidos.
Es decir, compra acciones antes de que suban.
“Para nosotros, como empresa, esto es realmente un testimonio de nuestras capacidades para diseñar modelos y de cómo hemos podido pronosticar el éxito de los jugadores de las ligas menores”, dijo Schwimer. “Cuando alcanzamos un acuerdo con Fernando Tatis Jr., él no era uno de los 50 prospectos principales en la lista de nadie. Y ahí nuestros números indicaron que él era el segundo mejor en los últimos 15 años, incluyendo a Mike Trout, (Bryce) Harper y todos estos chicos.
“Eso fue lo que nos dijo nuestro modelo. Nos dio en realidad algo de miedo invertir la cantidad de dinero que invertimos en esto. Fue una parte considerable de nuestro fondo. Pero, al final, decidimos confiar en los números y en el proceso. Y funcionó realmente bien”.
BLA ha invertido en 344 peloteros, incluidos 20 contratados en los últimos dos meses. La gran mayoría no figura en las nóminas de 40 hombres de los equipos de las mayores.
El primer fondo de la empresa, por 26 millones de dólares, se cerró en 2018. Invirtió en 77 jugadores, de los que el 83% estaban por debajo de los 300 prospectos principales cuando fueron elegidos por la empresa, explicó Schwimer.