viernes, 6 de noviembre de 2020


Brandt Snedeker encontró muchos fairways y greens en el difícil Memorial Park, mientras que Dustin Johnson, líder del escalafón, regresó tras padecer COVID-19. También los aficionados regresaron el jueves, en el Abierto de Houston.

Snedeker tiró 65, cinco bajo par, durante su recorrido de la tarde para tomar una ventaja de dos golpes en el último evento antes del Masters. El golfista de Nashville es uno de los 37 en el campo que jugarán la próxima semana en el Augusta National.

“Lo manejé bien”, consideró Snedeker. “En este campo tienes que mantenerte en el fairway, de otra forma va a ser un largo día. Hice un buen trabajo en eso. Acerté algunos putts. Y en los par 5, tuve birdies en cada uno. Este campo es largo y difícil. Entonces, para jugar bien, necesitas aprovechar los hoyos fáciles, algo que hice bien”.

El torneo —que se realiza en el Memorial Park por primera vez desde 1963— limitó la entrada a 2.000 aficionados por día. Se trata del primer torneo en Estados Unidos de la Gira de la PGA que cuenta con público desde el Players Championship el 12 de marzo

El torneo —que se realiza en el Memorial Park por primera vez desde 1963— limitó la entrada a 2.000 aficionados por día.

“Creo que esa fue una de las razones de por qué jugué bien hoy", dijo Snedeker. “Me encanta tener aficionados. Me alimento de la energía. Es bueno escuchar algunos aplausos y a la gente emocionada con los buenos tiros y birdies”.-

Johnson terminó con una ronda de 72 —con cinco bogeys en los primeros nueve hoyos— en su regreso tras dar positivo por coronavirus, un diagnóstico que lo dejó fuera de la CJ Cup en Shadow Creek y el Zozo Championship en Sherwood.

Snedeker, de 32 años, ganó su último de sus nueve títulos en la Gira de la PGA en el 2018.

Jason Day empató en el segundo grupo con Scottie Scheffler, Harold Varner III, Michael Thompson, Cameron Davis y el mexicano Carlos Ortiz.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE.