jueves, 1 de octubre de 2020


 

La NBA espera tener aficionados de vuelta a sus canchas la próxima temporada, cuyo inicio sigue proyectando hacia enero, aunque no se haya distribuido masivamente para entonces una vacuna de coronavirus, dijo este miércoles el comisionado Adam Silver.

En una conferencia de prensa previa al primer partido de las finales entre Los Angeles Lakers y los Miami Heat, Silver confió en que podrán contar con pruebas rápidas de coronavirus que permitan la presencia segura de espectadores en las canchas.

"Con base en todo lo que he leído, no hay casi posibilidades de que haya una vacuna, al menos ampliamente distribuida, antes de que empecemos la próxima temporada. Así que no veo el desarrollo de una vacuna como pre-requisito", dijo Silver.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE