martes, 29 de septiembre de 2020


 

Patrick Mahomes protagonizó un gran espectáculo para opacar a Lamar Jackson, y los Chiefs de Kansas City interpretaron a la perfección el papel de campeones defensores del Super Bowl en la resonante victoria 34-20 sobre los Ravens de Baltimore el lunes por la noche.

Mahomes, esquivó, bailó y entro y salió del bolsillo protector una y otra vez. En ocasiones simplemente permanecía quieto antes de hacer gala de su increíble precisión. El punto es que casi todo lo que hizo funcionó ante la rebasada defensiva de Baltimore que había permitido apenas dos touchdowns en sus dos primeros juegos.

Con Mahomes a la cabeza, los Chiefs (3-0) pusieron de manera enfática fin a la racha de 14 triunfos consecutivos en campaña regular de los Ravens y alargaron la propia a 12 victorias (incluyendo los playoffs).

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE