martes, 29 de septiembre de 2020


 

El vasto público dominicano que gusta del béisbol y quería entretenimiento en medio de una pandemia que no dejó a nadie ajeno se ha dado banquete. La pelota ha vuelto a ser, otra vez, estímulo y fuente de orgullo con el desempeño de sus coterráneos en Grandes Ligas.

La recortada serie regular que se jugó entre el 23 de julio y el domingo, acortada a regañadientes entre dueños mil millonarios y peloteros millonarios para evitar perder más de sus fortunas, vio consolidarse a figuras como Juan Soto (líder de bateo, slugging, OBP y OPS), Marcell Ozuna (jonrones y empujadas) y Fernando Tatis III (candidato al MVP).

Fue la campaña en que Nelson Cruz demostró que a los 40 se puede batear con un slugger, Albert Pujols siguió dejando atrás mitos y Sixto Sánchez se apuntó como otra gran promesa del pitcheo abridor, un capítulo que ha tenido a Luis Castillo como el principal referente las últimas dos temporadas.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE