martes, 11 de agosto de 2020

Los letreros lucen familiares. Y, bueno, en realidad eso es todo. Pero, vamos, es mejor que no tener nada. O, para ser más preciso en el caso de los Azulejos de Toronto, es mejor que ver su nombre en la parte inferior de la pizarra en un estadio visitante para un juego que de local solo tendría el nombre.
Los nómadas del béisbol caminarán la noche del martes hacia el interior del Sahlen Field de Buffalo, Nueva York para ser el equipo anfitrión por primera vez en 2020. El gobierno canadiense no les permitió a los Azulejos albergar juegos en el Rogers Centre de Toronto, por temor a los entes externos a la ciudad en medio de la pandemia. Pittsburgh se ofreció a dejar que los Azulejos jugaran en el PNC Park mientras los Piratas estaban de gira, pero el gobernador de Pensilvania Tom Wolf no dio el visto bueno.