jueves, 9 de enero de 2020


De la mano de un pícaro gol de Toni Kroos en un tiro de esquina, el Real Madrid despachó el miércoles 3-1 al Valencia para dar el puntillazo a la nueva Supercopa española en Arabia Saudita.

Francisco “Isco” Alarcón y Luka Modric también firmaron goles para el Real Madrid que en la final del domingo enfrentará al Barcelona o al Atlético, que se miden el jueves.

Tras pillar desprevenido al arquero valencianista Jaume Domenech, Kroos definió con un exquisito toque de comba para un gol olímpico a los 15 minutos. Domenech charlaba con un zaguero cuando el volante alemán ejecutó con viveza el tiro de esquina, y no pudo regresar a tiempo para evitar que el balón traspasara la raya de gol. Manoteó el balón, pero de todas formas se fue al fondo.

Isco aumentó la diferencia con un remate dentro del área a los 39 y Modric selló la victoria al definir magistralmente con un golpe con la parte exterior del pie derecho al segundo palo a los 65.

El Valencia maquilló el resultado con un penal transformado por Dani Parejo en los descuentos del segundo tiempo tras una mano del capitán madridista Sergio Ramos.

La contundente victoria del Madrid se escenificó en un semivacío estadio Rey Abdullah, con aforo de 62.000 aficionados. Previo al torneo, el Madrid informó que apenas 20 de sus seguidores hicieron el viaje a Arabia Saudita.