sábado, 11 de enero de 2020


La selección dominicana de voleibol comenzó muy bien en los dos primeros sets contra México al dominarlos 25-19 y 25-17, pero se trata de cerrar el partido y eso le costó en los siguientes dos períodos a las Reinas del Caribe que cayeron 21-25 y 23-25 antes de jugar al punto de relajación para el técnico del equipo dominicano, Marcos Kwiek, que vio a su selección dominar el decisivo período 15-5.

Las dominicanas se fueron sonrientes al final de su primer partido del Preolímpico de voleibol, que se juega en el Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto, pero acompañadas de un tremendo susto.

El equipo dominicano pese a ganar los dos primeros sets, tampoco fue de satisfacción para Kwiek, pese a eso el dirigente rechaza que en los dos siguientes su conjunto se viera afectado por la condición de favoritas ante un equipo mexicano que llegó aquí sin partidos de preparación previo debido a compromisos de sus jugadoras.

“No creo que sea exceso de confianza, son jugadoras muy experimentadas”, dijo Kwiek sobre su equipo. “Han jugado a este nivel muchos partidos con esta presión. Creo que México hizo un buen partido en el tercer y el cuarto set, jugaron más tranquilas, más calmadas”.

El equipo mexicano, valoró el técnico, está integrado por algunas jugadoras experimentadas, que juegan en ligas extranjeras, “entonces no es un equipo que es de colegio, es un equipo que trabaja, que entrena y vino aquí a buscar su pase”.

Aun así el equipo mexicano no tuvo tiempo de prepararse, tal como dijo en la rueda de prensa la entrenadora mexicana Gabriela Isela Alarcón Gómez.

“Es la primera vez que el equipo A de México se junta a jugar una competencia con todos los compromisos que tienen las muchachas fuera de México y tenemos varias jugadoras en Estados Unidos”, señaló Alarcón Gómez. “Entonces a merced de esta gran oportunidad de juegos Olímpicos logramos juntarlas y fue nuestro primer juego esperemos que contra Puerto Rico las cosas salgan mejor”.

Esa condición de las rivales dominicanas en este partido les exige más concentración ahora más para su próximo compromiso, cuando juega la noche del sábado contra Canadá.

Las merengueras facturaron a su favor los dos primeros períodos y su dirigente aun así quedó insatisfecho. “Nosotros comenzamos muy lentos también a pesar de haber ganado los dos primeros sets”, dijo Kwiek. “Desde el principio le había dicho a las muchachas que estamos muy lentos en el juego y muy tranquilos, un juego peligroso”.

Una derrota hubiera complicado la aspiración dominicana de ganarse el único boleto que se ofrece aquí para asistir a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en especial ante un conjunto como el de México que careció de partidos de preparación y apenas se reunió hace pocos meses. El dominicano fogueó en Brasil.

“Sabemos que en este deporte no hay cómo decir este es favorito, este es mejor, este es peor, todos quieren lo mismo”, analiza Kwiek. Al fin y al cabo una cosa es el fogueo y la otra es el juego real. “Todos trabajan todos los días, todos quieren lo mismo. Nosotros pudimos jugar un quinto set a un buen nivel”, dice y bueno, “contento por haber ganado el juego”.