lunes, 9 de septiembre de 2019




No hubo parada. El onceno dominicano arribó la noche del domingo al AILA desde Antigua y Barbuda, donde llegó en ferry de Montserrat, y el autobús lo depositó en Santiago, puesto que no sobra el tiempo para preparar el partido de este martes ante El Salvador (6:00 pm).

Los criollos se cerraron el margen de error en la Liga B de la Liga de Naciones al caer 2-1 el sábado ante Montserrat y llegan obligados a sumar ante los centroamericanos, en el choque que tendrá lugar en el estadio Cibao FC de la PUCMM.

Una derrota ante el Pulgarcito del ombligo del continente dejaría contra las cuerdas a un equipo dominicano con un núcleo joven, ilusionado en este ciclo.

Al tamaño del rival se suma la baja del delantero Joshua García, que sufrió un estirón en el aductor derecho (muslo) que lo sacará del terreno al menos por seis semanas. La condición de Rafael Flores (rodilla izquierda) es de día a día.

“Tendremos que cubrirnos atrás porque ellos van a tratar de tener más la posesión del balón y a partir de ahí encontrar los espacios para hacer daño”, dijo el entrenador David Fernández.

Bajas que podrían llevar al 11 inicial a Dorny Romero o Gerard Lavergne si el técnico navarro opta por tres delanteros, junto a Ronaldo Vásquez y Edipo Rodríguez.

Dominicana y El Salvador sólo se han enfrentado en dos partidos. Ocurrió en las eliminatorias para el Mundial de Brasil, en 2011, con derrotas cerradas por 3-2 en la ida en San Salvador y 1-2 en la vuelta, en San Cristóbal.

El arquero Miguel Lloyd y el defensa César “Danco” García son los únicos que permanecen en la selección de aquellos partidos, cuando el representante nacional era dirigido por el cubano Clemente Hernández. Y rebosan de optimismo para el encuentro dentro del torneo que clasifica a Copa Oro 2021.