martes, 17 de septiembre de 2019


Lino Rivera ha comandado a las dos franquicias más ganadoras en la pelota dominicana, este año se vestirá de Toros, en busca de conducir a este conjunto a estar nuevamente presente en una serie final.

Un nativo de Puerto Rico, pero que se ha “aplatanado” como dirigente en el béisbol invernal, tras su sub campeonato con el Licey en el 2015-2016, en que perdieron 5-1 la final ante el Escogido y la corona que conquistó con las Aguilas en 2017-2018, equipo que dejó atrás nueve campañas sin ceñirse la misma.
Una vez más se encuentra en la lides dirigenciales y al tomar las riendas de los romanenses, ahora lo logrará en las tres regiones en que se juega béisbol invernal.
Pero, que material tendrá Rivera en sus manos de cara a conducir a los Toros a retornar hasta la final, tal como lo hicieron en la estación pasada con las Estrellas, la cual perdieron 5-1.

Buena ofensiva

De la mano de Jordany Valdespin y Ruben Sosa, en el aspecto ofensivo, los Toros del Este emprendieron una carrera que los llevó a lograr 25 triunfos en la Serie Regular, una cifra que no habían registrado en los últimos siete campeonatos.

Esta foja, más un respetable 11-8 en el Round Robin, le mereció apenas su cuarta presencia en una serie final en su historia en la Liga Dominicana.

Ambos, veteranos en el circuito, pero “novatos” con el uniforme anaranjado encabezaron con sus consistentes bateo a unos romanenses que saltaron desde el último puesto en ofensiva en el 2017-18 con .238 al primero en la contienda pasada .246, incluso sus .256 de average también fue el más brillante en el Todos contra Todos.

Valdespín, el Más Valioso de la jornada regular, tras su robusto .349 (165-58), sus 30 anotadas y 20 producidas, así como Sosa, quien rebotó de un pobre año con el Escogido, de apenas .191 para registrar un sólido .297 (158-47), también con 30 anotadas y los dos combinándose para 27 robadas, fueron claves para que los Toros disputarán la final contra las Estrellas, la cual perdieron 5-1.

Este binomio llegó vía cambios y este año, la gerencia de operaciones con Raymond Abréu a la cabeza agrega a otro veterano, Yamaico Navarro, de bajo rendimiento en la campaña pasada con el Licey ( solo bateó.213 en 127 turnos ), pero un pelotero que a diferencia del 2018, este año contó con registros resaltantes de .297 con 30 jonrones y 100 empujadas con el Monterrey en México.

Abréu, quien conversó ampliamente con Listín Diario, apuesta a que la ofensiva continúe siendo gran parte del aspecto fuerte del equipo, esperanzado en que Navarro a sus apenas 31 años pueda imitar los desempeños que el año pasado registraron Valdespín, Sosa y otro gran veterano Alexis Casilla (.318 en 85 turnos).