domingo, 1 de septiembre de 2019



El lanzador de los Houston Astros, Justin Verlander, lanzó una joya sin hits en la victoria dominical de su equipo 2-0 sobre los Toronto Blue Jays.

El derecho propinó 14 ponches en nueve entradas de actuación, mientras conseguía su victoria número 17 de la temporada.

Este fue el tercer no hitter en la carrera de Verlander, el segundo que le propina a Toronto, y el número 13 que consuman los Astros en su historia.

Cavan Biggio, en la primera entrada, fue el único que pudo llegar a la primera base por boleto.

El partido se definió en la parte alta de la novena entrada cuando el antesalista de los Astros, y nacido en Canadá, Abraham Toro conectó un cuadrangular de dos carreras para romper el abrazo a cero.

De acuerdo a ESPN Datos, Abraham Toro -que apenas ha jugado 8 partidos en las Mayores- es el tercer jugador en los últimos 60 años en conectar un HR en la novena entrada o más tarde para un equipo que está lanzando un no-hitter. En cada una de las 2 instancias anteriores (Leo Cardenas en 1965 para Reds y Mark Smith en 1997 para Pirates), el equipo completó el juego sin hits.

El anterior juego sin hits del as de Houston fue en 2011, precisamente contra Blue Jays. Solo Randy Johnson y Nolan Ryan han tenido un lapso más largo entre no-hitters que Verlander.

Esta es la tercera ocasión en que se lanza un partido sin hits un 1º de septiembre. En 2007, Clay Buchholz lanzó un juego sin hits a los Baltimore Orioles en la segunda apertura de su carrera. Mientras que siete años más tarde, Cole Hamels y 3 relevistas se combinaron para dejar sin hits a los Atlanta Braves para fortuna de los Philadelphia Phillies.

Los Blue Jays recibieron su sexto sin hit en la historia de la franquicia. Antes del domingo, el último hacerlo fue James Paxton de Seattle, quien se convirtió en el primer lanzador canadiense en tirar un sin hits de grandes ligas al norte de la frontera estadounidense cuando venció a Toronto el 8 de mayo de 2018.

Después de esta actuación, Verlander (17-5) está empatado en el liderato de las grandes ligas en victorias, encabeza las mayores en ponches (257) y entradas (193) y lidera a la Liga Americana con una efectividad de 2.56.